¡Conoce a nuestros conserjes!

Un CONSERJE es  fundamental  en todo edificio, comunidad de propietarios o recintos de oficinas, en algunos casos, sin la presencia de éste puesto de trabajo, sería prácticamente inviable el día a día en algunos inmuebles regidos bajo el sistema de Propiedad Horizontal.

Es muy importante que se conserve con recelo la importancia de éste puesto de trabajo y se procure su especialización y capacitación en ámbitos relacionados con el mismo, e incluso en las nuevas tecnologías.

Se desprende de esta definición el hecho de que el Conserje debe cuidar el edificio, no solamente desde el punto de vista de la estructura del inmueble, sino de la presencia de extraños en el mismo; es decir, alertar a los residentes de la aparición de sujetos desconocidos a quienes podría preguntar incluso el motivo de la visita a la finca o comunidad, cuando no estén acompañados de algún propietario.

Esta es una de las labores de custodia; la otra corresponde al cuidado de los bienes que forman parte del edificio, vale decir de las áreas o cosas comunes que conforman el inmueble, de acuerdo con la Ley de Propiedad Horizontal. Las labores de limpieza puntual , manteniendo en buen estado accesos y zaguanes, y la tenencia de llaves del edificio (parte de la custodia), son tareas y responsabilidades tácitas dentro del rango de actividades que debe realizar.

El personal del servicio directo de la propiedad encarna una figura de confianza y responsabilidad que todo inmueble necesita para las diferentes labores y acepciones que habilita la vida diaria en comunidad.